Entrevista a Asier Romero autor de ¿Qué eres y qué haces aquí?

Qué eres y qué haces aquí

Asier Romero es un joven de 25 años años originario de Zaragoza. Con múltiples inquietudes se inicia en el mundo de la literatura con “¿Qué eres y qué haces aquí?”. Un cuidado ensayo que sus estudios en Geografia e Historia le han ayuda a elaborar. El pasado 18 de abril salió la segunda edición y nos hemos sentado a charlar con él para conocerle más

  • ¿De dónde surge la idea de escribir este libro?
    Sinceramente de las injusticias que veo en la televisión y, sobre todo, de mis propios sufrimientos en la vida. Llega un punto en el que te preguntas por qué te ocurren esas cosas y si realmente merece la pena sufrir por ellas; a partir de ahí empiezas a cuestionarte todo, observas el mundo que tienes alrededor (animales, plantas) y ves que desarrollan su vida felizmente (al menos el porcentaje que tenía a mi alrededor) hasta que mueren y ves que realmente es absurdo estar preocupado por cosas materiales cuando ellas y tu vais a desaparecer igual. Creo que tener la certeza de la muerte presente en el día a día sirve para valorar mucho cada uno de ellos, no hace falta padecer ninguna enfermedad mortal para ello, todos moriremos tarde o temprano. Luego es comenzar a analizar el mundo comparándolo con el de los animales y ver la similitud de comportamientos. También hay que decir que mi carrera universitaria me sirvió mucho para aprender y desarrollar el cerebro. No sabía como expresar todo esto y decidí que la escritura era una vía de escape para ello, luego pensé que debía intentar difundir esta idea para que la gente reflexione por si misma.
  • Para aquellos que no lo conozcan, preséntaselo:  
    ¿Qué eres y qué haces aquí? Es un título dónde se cuestionan los diversos aspectos de la vida humana (economía, sociedad, política, nacionalismos….etc) de una forma naturalista, explicando la raíz de la cuestión más allá de debates sobre el capitalismo o el comunismo o si izquierdas o derechas o incluso la corrupción para que el lector los observe, después de la lectura, desde un punto de vista nuevo y que quizá no se había planteado hasta entonces. Posteriormente el libro abarca, una vez explicados los debates que se tratan en el día a día, temas más complejos como la existencia de la propia vida o del universo desde un punto de vista racional, para que de nuevo sea el mismo lector el que observe estas cuestiones desde un nuevo punto de vista.
  • ¿Cuál es su esencia?
    La esencia del libro es la reflexión personal pero también presento soluciones a problemas actuales como las crisis económicas o el auge de los nacionalismos. Invito a que la gente piense por sí misma (no nos engañemos, no todo el mundo lo hace) pero también defiendo la importancia y los derechos de los animales y las plantas (por el hecho de que somos similares a ellos), planteo una sociedad donde la nación sea una, la Tierra, o cómo evitar nuevas crisis económicas. Si la esencia del libro se pudiera resumir en una frase utilizaría la famosa frase de El Rey León: “vive y deja vivir”.
  • ¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué es lo que quieres trasmitir?
    El estilo del libro es variado, tiene economía, naturalismo, psicología…etc. Si se refiere a mi estilo de escritura…bueno, creo que no tengo un estilo fijo (por ejemplo no sólo escribo novela negra o, en este caso, ensayos psicológico-didácticos), escribo lo que siento o lo que me gusta pero siempre intento que la escritura sea correcta, amena y clara; es cierto que “¿Qué eres y qué haces aquí?” es un ensayo del estilo que he mencionado pero creo (estoy casi seguro) de que no escribiré más de ese estilo, de hecho ahora mismo estoy desarrollando una saga que tiene varios toques (ciencia ficción, fantasía, novela negra, drama…etc) pero tampoco creo que me dedique a ese género toda la vida.Sobre lo que quiero trasmitir con el libro es, como ya he mencionado, que la gente reflexione y piense por sí misma, incluso aquellos que consideran que tienen una vida plena y satisfecha, no sólo aquellos que están enfadados o defraudados con la situación del mundo actual y que buscan una explicación a todo lo que ocurre. Lo que quiero trasmitir esque un mundo distinto, nuevo y mejor, es realmente posible pero para conseguirlo tendremos que hacer un esfuerzo, todos.
  • ¿Qué le dirías a aquellas personas que estén dudando si tu libro es para ellos?
    El estilo del libro es variado, tiene economía, naturalismo, psicología…etc. Si se refiere a mi estilo de escritura…bueno, creo que no tengo un estilo fijo (por ejemplo no sólo escribo novela negra o, en este caso, ensayos psicológico-didácticos), escribo lo que siento o lo que me gusta pero siempre intento que la escritura sea correcta, amena y clara; es cierto que “¿Qué eres y qué haces aquí?” es un ensayo del estilo que he mencionado pero creo (estoy casi seguro) de que no escribiré más de ese estilo, de hecho ahora mismo estoy desarrollando una saga que tiene varios toques (ciencia ficción, fantasía, novela negra, drama…etc) pero tampoco creo que me dedique a ese género toda la vida.Sobre lo que quiero trasmitir con el libro es, como ya he mencionado, que la gente reflexione y piense por sí misma, incluso aquellos que consideran que tienen una vida plena y satisfecha, no sólo aquellos que están enfadados o defraudados con la situación del mundo actual y que buscan una explicación a todo lo que ocurre. Lo que quiero trasmitir esque un mundo distinto, nuevo y mejor, es realmente posible pero para conseguirlo tendremos que hacer un esfuerzo, todos.
  • ¿Qué le dirías a aquellas personas que estén dudando si tu libro es para ellos?
    Que le den una oportunidad, estamos hablando de un libro bastante corto en duración pero que va al grano desde el primer momento. Si lo leyeran entero no les va a hacer perder un tiempo considerable (en caso de que no les gustara) y quizá aprendan algo nuevo, y ya saben que el saber no ocupa lugar. Para saber si un libro es para ti lo primero es leerlo, es cierto que si viene aconsejado por otros, mejor, pero el juicio lo debe establecer él mismo. Mucha gente va al cine a ver una película de la que no sabe nada de nada, a ver que se encuentra, con los libros pasa lo mismo, si no tienes referencias (aunque las hay en Internet) y dudas de si te va a gustar o no plantéatelo como una película, puede entretenerte o no, aprenderás o no, pero con este libro, al igual que con una película, no perderás un tiempo descomunal de tu vida en probarlo.
  • ¿Qué autores te inspiran?: 
    Bueno como ya he mencionado para este libro no me he inspirado en nadie más que en los sucesos de la historia (desde la prehistoria  hasta el mundo actual) y en mis experiencias personales. De hecho, aunque pueda parecer un libro filosófico en algunos puntos, no me he inspirado en ningún filósofo actual o de épocas pasadas (es más, detesto la filosofía).Para escribir, en general, me inspira casi todo (cine, música, videojuegos y, como no, la lectura). Como autores me inspiran aquellos que han realizado grandes libros (sobre todo de fantasía o ciencia ficción) como J. K. Rowling, George R.R. Martin, Tolkien o Michael Crichton pero la verdad esque también he leído otras decenas de libros de autores menos reconocidos internacionalmente y que he disfrutado, o no, pero que me han servido por igual para desarrollar ideas.
  • ¿Habrá una continuación de “¿Qué eres y qué haces aquí?”?: 
    No, al menos inicialmente. Quizá me he dejado algún tema en el tintero pero ha sido porque no he sabido desarrollarlo con lógica o no expresarlo bien pero son tan escasos que no daría para elaborar otro libro. De los que hay expuestos en la obra nada más tengo que decir por ahora, podría explicar lo mismo alargando las páginas y mareando al lector pero creo que eso le cansaría en la lectura y acabaría abandonando la obra, era importante ser claro y directo, no quería dar muchas vueltas. A lo mejor, en el futuro, llegara el día en que debería rectificar algo (actualmente lo dudo pero soy humano y todo el mundo puede equivocarse) y explicarlo nuevamente pero creo que serían matices y no daría, tampoco, como para elaborar otro volumen.
  • ¿Te has planteado la escritura como profesión? ¿Vas a escribir más en el futuro?:  
    Para nada, jamás he pensado en tener esto como una profesión. Es algo que disfruto haciendo y no quiero tomármelo como quien va a un puesto de trabajo todos los días. Aunque la obra fuera un best-seller seguiría sin verlo como una profesi
    ón; escribo gane dinero con ello o no, me gusta, la verdad.
    Y sí, voy a escribir más, ya he dicho que estoy en pleno desarrollo de una saga (de la cual llevo los dos primeros libros bastante avanzados) que me llevará algún año que otro terminarla. Pero incluso después de eso tengo proyectos de futuro, he pensado en una novela histórica e incluso spin-offs vinculados a la saga que estoy escribiendo. Una vez que acabe con todo eso (estoy hablando de años vista) no sé que haré.Qué eres qué haces aquí

 

 

La poesia española de posguerra


contienda nacional vivida a principios de los años 30, la poesia española de posguerra arroja lo que se dio en llamar poesía arraigada y desarraigada, representada por dos grupos bien distintos de autores y sus obras principales
. Y como no cabía esperar de otra manera, una vez más los dos bandos del conflicto más devastador de la Historia Moderna de España se decantan por una toma de conciencia al lado de posturas políticas y sociales enfrentadas igualmente.

Por un lado los autores favorables al régimen que obtuvo la victoria, se afanan en presentar una España idílica que poco tenía de veraz tras la guerra. Los valores de la moral católica son ensalzados, así como la familia y el dogma. Las revistas Escorial y Garcilaso agruparían a estos poetas que preferían evadirse con temas etéreos pero también sobre Dios como el creador. Los temas tienden a la banalización y a ensalzar sentimientos como el amor y la belleza, con una vuelta a los clásicos renacentistas y la poesía preciosista de Garcilaso, autor que dio pie a que muchos de estos poetas se denominasen garcilasistas.

Su ausencia de compromiso social y la voluntad de alejarse de una realidad ciertamente devastadora, les agrupó en el bando que representarían Leopoldo Panero, Dionisio Ridruejo, Luis Rosales o Luis García Nieto. Sin embargo, Luis Rosales con su obra La Casa Encendida, daría un paso hacia el otro grupo calificado de poetas desarraigados.

Bajo la revista Espadaña, fundada por los poetas Victoriano Crémer y Eugenio de Nora, Dámaso Alonso o Vicente Aleixandre, ambos famosos por formar parte de la Generación del 27, destacarían con sus obras “Hijos de la Ira” uno y “Sombra del Paraíso” el otro y en el mismo año 1944, como poetas desarraigados que no abandonan la figura de Dios, pero con un enfoque radicalmente opuesto. La soledad, la angustia existencial y el miedo, son elementos comunes también a toda la literatura europea que se crea tras las Guerras Mundiales y en España, también con el mismo telón de fondo.

Y aunque la mayoría de estos poetas evolucionarían hacia la poesía social con el tiempo, son Gabriel Celaya, José Hierro y Blas de Otero, además de José Luis Hidalgo, Leopoldo de Luis y Vicente Gaos, los exponentes de esta corriente lírica menos preciosista, más preocupada por el contenido que por la métrica. Emplearon estilos más directos, el verso libre pero también el soneto y rescataron estrofas populares. Ligados inexorablemente a estos poetas hay que recordar a los que se exiliaron y que son Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, León Felipe, Luis Cernuda, Pedro Salinas, Jorge Guillén o María Zambrano. El tema de España y el destierro serían el eje transversal de sus obras.

 poesia española

Luzando. La novela de Paco Peñarroya

Os traemos la entrevista que realizó hace unos días Monika Rendón a Paco Peñarroya en el programa Hoy por Hoy de Cadena Ser Villena en relación a la publicación de su novela Luzando.

 

Luzando la novela de Paco Penarroya

 

Hablaron sobre el libro, sus personajes, la promoción, cómo fue el proceso literario para escribirlo… Además ¡parece que Monika Rendón es otra lectora que se ha enamorado de Luzando! Leer más Luzando. La novela de Paco Peñarroya

Distintos tipos de personajes literarios

Los textos narrativos del género novela incluyen siempre una serie de personajes en torno a los cuales gira el argumento de la obra. Y como todos sabemos, los personajes literarios no tienen por qué ser reales sino que son eso, creaciones literarias o personajes ficticios a los cuales se les da vida en el seno de la producción, ya sea novela o teatro como los dos grandes géneros donde los personajes son los protagonistas.

Y como hay pocas obras de la narrativa, y por supuesto ninguna en ningún dramaturgo desaparecido o viviente que prescindan de los personajes y los sustituyan por naturaleza, ciencia o sentimientos aislados sin que pertenezcan a alguien. Lo cual viene siendo materia de ensayo, tratados y otros géneros ajenos a la ficción, los protagonistas, los personajes, son el eje de la trama. Cuando no, son la trama en sí misma e incluso podemos encontrarnos con tan solo uno y con un monólogo como argumento, como ocurre con “Cinco horas con Mario” del castellano Miguel Delibes.

Pero aunque podría hablarse de diferentes adjetivos para describir el tipo de personajes que dan vida a una obra, los más claros se hacen distinguir entre personajes redondos, que son aquellos que no siempre coinciden con los principales o de relieve pero a menudo sí, y cuya naturaleza psicológica se construye para dar entidad, a veces contradictoria, al conjunto de la pieza. Por contraposición están los personajes planos, cuyo carácter se mantiene por igual durante el desarrollo de la misma.

Se habla de personajes dinámicos o evolutivos como una diferenciación de los principales, que como su propio nombre indica, llevan el peso del argumento. En los dinámicos, su trayectoria psicológica dentro de la obra se va modificando desde el comienzo hasta descubrir un personaje que se ha ido transformado psicológica y conductualmente en otro al final de la misma. Al contrario de los estáticos, ideados con una misma personalidad y acción desde principio a fin.

Sin lugar a dudas, los personajes principales son los que desarrollan la acción y configuran el mensaje que transmite la obra. Pueden ser uno o varios, incluso en modo coral como apreciamos en obras donde se exponen numerosos ejemplos de vidas, conductas y mensajes alternativos, superpuestos o simplemente expuestos ante el lector a modo de micronarrativas con lazos de unión o sin ellos. Los secundarios colaboran con los principales sin aspirar a serlo, pero dan sentido a sus acciones y profundizan en el significado general.

personajes literarios