Entrevista a Catalina Conde, autora de “Dos veces Carmen”

Catalina Conde¿Cómo comenzó tu andadura como escritora? ¿Quién o qué te inspiró a hacerlo?

En realidad ni siquiera recuerdo cuándo empecé a escribir. Siempre me gustó leer y creo que todo vino de ahí, de querer imitar de pequeña a aquellos autores que me hacían coger un libro en lugar de una muñeca. Lo siguiente a la lectura fue escribir pequeños cuentos que, con el paso de los años, se convirtieron en experiencias e incluso pensamientos que se quedaban encerrados en el cajón de mi escritorio. Fue hace muy poco cuando definitivamente me reconocí con la capacidad de sacar de mí todo lo que nunca me había atrevido antes y comencé a escribir en serio, con el propósito de contar una historia de principio a fin.

La inspiración viene de diversas fuentes, desde la música hasta vivencias propias o de terceras personas que hacen mella en la vida. Por supuesto, también me motivó, como he dicho anteriormente, leer a otros autores, sin distinción de géneros literarios.

¿Por qué esta obra? ¿Qué te propones con ella?

Esta obra, pese a ser una historia inventada, tiene su parte de verdad. Una verdad que nace de los sentimientos más profundos que yo misma he llegado a sentir por otra persona. Sus personajes están creados a base de pinceladas de gente de mi alrededor y la música que suena en “Dos veces Carmen” es la que suena en mi día a día. Por tanto tenía que ser esta obra por esa razón, porque había mucha verdad en ella.

Mi propósito no fue otro más que demostrarme a mí misma que sí podía. Lo que vino después, obviamente me llevó a pensar que no solo podía hacerlo, sino que además, emocionaba con ello. No puedo pedir más.

¿Qué recomendarías al lector antes de comenzar a navegar por las páginas de Dos veces Carmen?

Olvidar estereotipos y comparaciones. Todo el que lee mi novela, siempre termina diciéndome lo sorprendido que resulta. Nadie espera que albergue tanta profundidad emocional por tratarse de una novela erótica. Es por eso que me gustaría que quien la lea, lo haga sin una idea preconcebida o comparativa.

¿Qué escritor o escritores te han inspirado más como lectora y por qué?

Desde la literatura clásica a la actual, tanto nacional como internacional y sin discriminar ningún género literario, puedo decir que he leído un sinfín de libros y autores, aunque siempre he tenido un preferido, tal vez porque todo lo que leí me hizo sentir viva dentro de las novelas; Alejandro Dumas padre e hijo, debe ser una cuestión de genética.

Aunque no nos puedas decir cual, ¿hay alguna parte autobiográfica en tu novela?

Creo que hay muchas partes autobiográficas. Entendamos estas como rasgos de personalidad, frases hechas, humor… que me han sido imposibles de eludir a la hora de crear a mis personajes. Todos ellos tienen un poquito de Catalina Conde.

¿Quién es Carmen? ¿Qué nos puedes contar de ella?Dos veces Carmen

Desde la óptica creativa, Carmen es un personaje basado en una conversación entre una amiga mía de la adolescencia y yo, en la que ella me cuenta que en el internado en el que está, hay una chica  a la cual sus padres pillaron manteniendo una relación amoroso afectiva con su profesor de inglés.

Para una chiquilla de dieciséis años, una hazaña así es digna de recordar para los restos. Es por ello que Carmen está basada en la chica de esa conversación, porque por poco que realmente llegué a saber de ella, me dio alas para pensar en muchas cosas. Y así fue que, cuando me planteé seriamente contar una historia de amor, rescaté la historia de esa chica y la hice muy mía, tanto que en ella se plasmaran mis sentimientos más profundos.

Carmen es una mujer de treinta años con un pasado marcado por el hecho de haberse enamorado de su profesor de inglés y su ingreso en un internado, con el objeto de separarla de él. Ese fue motivo más que suficiente para que Carmen no quisiera volver a plantearse el amor como necesario y vivir junto a una pareja que, lejos de serlo, resultaba el amigo perfecto.

Lo que ella no sabía era que sí, sí era posible volver a sentir como aquella vez, en su adolescencia. Y la culpa la tuvo Mateo, un joven ocho años menor que ella que, en cierta medida, le traía recuerdos de su pasado con David, el profe de inglés.

Carmen, para mí, es icono de perdón. Un perdón que a veces no sabemos otorgarnos a nosotros mismos y que resulta vital para seguir avanzando en cualquier ámbito de nuestras vidas.

¿Qué nos contarías de Mateo? ¿Por qué consigue desatar la pasión de Carmen de tal manera?

Mateo es la ternura y la paciencia hechas persona. Un personaje creado para hacer que Carmen se perdonara a sí misma por no saber entender las lagunas de un pasado que, casi dos décadas después, le impide ser libre en cuanto a sentimientos. Es la única persona que, desde el primer minuto, desata la pasión de Carmen, tal y como me preguntas, pero porque en realidad le trae recuerdos, pequeños flashes que de la misma manera que le hacen recordar, con el paso del tiempo le van borrando las huellas de su pasado. Él resulta esa pieza imprescindible para que ella se libere de todo lo que ha venido arrastrando durante años, es como un bálsamo sanador que le permite terminar de construirse como mujer y aceptar que no hay nada de malo en volver a sentir por otra persona.

¿Tienes en mente la publicación de un próximo libro?

Es mi próxima meta. Me encantaría volver a publicar en 2019, de hecho, todos mis esfuerzos están puestos en que sea así.

¿Qué método utilizas a la hora de escribir?

Esta es una pregunta muy difícil. No sé si será correcto o no hablar de método propiamente dicho, quizá me atreva más a denominarlo manía. Soy una persona muy cuadriculada a la hora de trabajar, no iba a ser menos con algo tan importante como la historia de unos protagonistas que llegan a meterse en la vida de tantos lectores.

Tengo ciertos rituales que puedo hacer a cualquier hora del día y me aportan un porcentaje muy alto de inspiración, como son escuchar música, que para mí es vital, casi tanto como respirar. También observar, callar mientras los demás hablan, siempre he sido de las que opinan que se aprende más escuchando que hablando y esos silencios míos, en muchas ocasiones resultan enriquecedores. Me gusta anotar frases, palabras sueltas, estrofas de canciones, refranes, frases hechas… y un imprescindible cada día, aunque solo tenga diez minutos para escribir, es leer un rato antes. Me gusta cultivarme previo al proceso de creación.

Valora cómo ha sido tu experiencia con Max Estrella Ediciones.

¿Esto no será una pregunta trampa, no? 😉

Voy a repetir con vosotros, no sé si eso es un buen resumen de acontecimientos 😉

Lo mejor de todo es que me habéis hecho sentir parte de una bonita familia la cual siempre ha estado pendiente de mí. Me siento muy agradecida por este año de papel.

 

Consulta nuestros consejos para escritores u otras entrevistas y artículos.

Entrevista a Catalina Conde, autora de “Dos veces Carmen”
Votar
Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *